Bikini manía todos los veranos

Menudo verano estamos pasando, y como siempre no ayuda nada ver cada día en la playa o en la piscina uno de los nuevos modelos de bikinis que han salido, en lugar de alegrarnos parece que la llegada del verano es una tortura, pues cada año nos espera una nueva idea de bombero para que las mujeres puedan lucirlo, aunque algunos hombres también ya los están usando.

Es la manía de los bikinis del verano, la manía de tener que encontrar el nuevo bikini que nos haga parecer que estamos a la última, sin importar si la prenda va bien con nuestro cuerpo o si es la más adecuada para el uso que le vamos a dar, pero parece que todo el mundo sucumbe, y a verano nuevo bikini nuevo.

Este año como siempre hemos encontrado modelos para todos los gustos, aunque mejor dicho sería modelos de muy poco gusto, pero que por lo que parece eso no es lo más importante, si al llevarlo puesto conseguimos acaparar todas las miradas, sean del tipo que sean.

La bikini manía de todos los años ha vuelto

La bikini manía de todos los años ha vuelto

Por eso aquí traemos un ejemplo de lo más normalito, así que cuidado con los ojos, porque si esto os parece subido de tono puede ser que perdáis la vista en breve, avisado queda todo el mundo.

Con esta prenda podrás mimetizarte perfectamente cuando te bañes, pasando totalmente desapercibida por el resto de animales presentes en el agua, aunque no en el caso de las personas. Un modelito que está siendo muy comentado y sin duda que produce esguinces de cuello a más de una persona por no poder parar de mirarlo durante todo el rato.

Por nuestra parte únicamente vemos un punto negativo a esta prenda y es lo que pensarán los pobres peces al tener que estar todo el día observando un pezón sin poder usarlo. Vivir con la tentación tan cerca seguro que debe provocar secuelas, por eso nos parece terrible este maltrato. Lo único que lo salva es la poca memoria que dicen tienen los peces, pues cuando cierran los ojos ya se han olvidado del pezón, volviendo a comenzar de nuevo tras abrirlos.

Por eso debemos aprender de los peces y aplicar su memoria para los bikinis, para que así podamos olvidarnos lo antes posible de las nuevas prendas que todos los años pretenden llamar la atención hasta extremos insospechables. Lo mejor será para la bikini manía tener memoria de pez en lugar de elefante.

Al igual como sucede con los tacones y playa que todos los veranos se repite, esto de tener que sorprender todos los veranos con nuevo modelito de bikini ya cansa un poco. A este paso qué será lo que nos traerán los diseñadores dentro de unos 20 años, un bikini con plancha integrada para hacernos unos huevos fritos mientras estamos tomando el sol, quizás, pero si lo pensamos es preocupante. Aunque lo mejor será esperar y reírnos cada verano de las locuras que llevan puestas algunas personas con el único fin de llamar más todavía la atención, algo muy fácil si directamente te pones luces en los pezones. :-)