Chanclas para veranos lluviosos

Las chanclas son un tipo de calzado que tiene sus ventajas, pero sin duda también tiene muchos inconvenientes, y un verano lluvioso, pues no es su mejor aliado.

Sin duda las chanclas nos permiten ir cómodos, con los pies al aire para que se ventilen de forma correcta, además sueltos, por lo que evitamos rozaduras y demás problemas que suelen provocar los zapatos cerrados.

Pero no todo son bondades, las chanclas también tienen su lado malo, oscuro, o como queramos llamarlo, vamos que no es oro todo lo que reluce.

Con las chanclas si nos las pisan nos damos una leche de las buenas, no podemos correr con ellas, así que nunca vayas con chanclas a un sinpa, pero lo peor de todo, si llueve se nos mojan los pies.

Siempre hay gente que dice, ¡qué bien así ya no tengo que lavarlos! Pero la verdad es que andar con chanclas con una tormenta de verano no es de lo más agradable.

En invierno llueve más amenudo, o eso dice la gente mayor, y se supone que las calles están más limpias, pero en verano que no llueve todo está muy sucio y las tormentas de verano si te pillan con chanclas en lugar de lavarte los pies, te dejarán una capa de mugre de contaminación que ya puedes darle con un estropajo para quitártelo todo si los dejas secar.

Ese problema lo hemos vivido en numerosas ocasiones, por eso siempre hay gente más inteligente que nosotros/as que inventa nuevas versiones de las chanclas, y el siguiente modelo seguro que será el más vendido de este verano.

Chanclas para veranos lluviosos

Chanclas para veranos lluviosos

Las tormentas de verano es lo que tienen, suele caer mucha agua en muy poco tiempo, y por eso si no quieres mojarte los pies lo mejor será que adquieras el último modelo de chanclas para veranos lluviosos, no sea que te pille una tormenta desprevenido/a.

Como puedes ver con este modelo de chanclas los veranos lluviosos no serán un incoveniente, se puede inundar la calle, tu casa, tu comercio y no pasa nada, te las pones y listo, siempre irás con los pies sequitos.

Ventajas presenta muchas este modelo, además de mantener secos los pies, son difíciles de pisar, por lo que te evitas problemas, pero como todas también tienen sus pequeños inconvenientes, pues no son fáciles de llevar en una mochila, por lo que si te quieres llevar varios modelos en tu maleta tendrás que comprar una de las grandes, vamos un contenedor.

Pero seamos positivos, con estas chanclas siempre tendrás los pies secos e incluso más aireados, pues están a mayor altura del suelo, y no olvides algo primordial, si medias 1,60cm de altura antes ahora serás una persona altísima, ya verás como todo el mundo levanta la cabeza para mirarte cuando te hablan. ¿Eso te gusta ehh?

Ya comentamos que por desgracia todavía no hemos observado dónde está el límite en los bolsos, pero por lo que parece los zapatos no se quedan rezagados, seguro que en unos años se pone de moda andar descalzos por la calle vistos los modelos que van sacando, como sucede desde hace años en Nueva Zelanda, tiempo al tiempo.