El dinero no te hace ir a la moda

Aunque nos suene a refrán viejo y caduco es cierto que el dinero no da la felicidad y por lo que parece tampoco la elegancia, no por mucho dinero que tengas podrás ir vestido a la moda, ayudar está claro que ayuda, pero siempre falta lo más importante, y eso no se compra, el buen gusto.

Seguro que siempre habrá gente que pensará, si tengo dinero puedo pagar a supuestos expertos en moda para que me digan lo que puedo llevar encima y así ir a la moda seguro, pues aunque lo pienses no te lo garantiza.

Cuando tienes dinero claro que puedes pagar a mucha gente para que te ofrezca una opinión profesional, pero quién te asegura que te está ofreciendo la opinión correcta, si tú no tienes ningún gusto lo que buscará con total seguridad el experto es ofrecerte algo que a ti te convenza también y eso puede ser un error sin solución.

Está más que probado que el dinero no te hace ir a la moda, y en este caso puedes comprobar que por mucho dinero que lleves encima bien vestido, lo que denominaremos ir a la moda, pues no es que vaya este señor con los pantalones que se ha puesto esta mañana, suponemos que tras una noche de fiesta y desenfreno, en lo que se refiere al alcohol.

El dinero no te hace ir a la moda.

El dinero no te hace ir a la moda.

Nunca mejor dicho el dinero no te hace ir a la moda, está claro que los billetes en los pantalones o en los vestidos no están a la moda, salvo que estén en el interior de los bolsillos y a poder ser en paquetitos bien grandes.

No es por el color de los billetes, ni por sus líneas, el pantalón es feo y por mucho que intentes conjuntarlo será siempre igual de feo, una prenda que no deberías llevar ni para acostarte, pues nunca se sabe si algún día alguien podrá verte vestido con dicha pinta.

Si estás podrido de dinero lo mejor en estos casos no es hacerte vestidos, camisetas, faldas o pantalones con dinero, es elegir prendas con los colores de moda sin muchas estridencias e intentar conjuntarlos con ayuda de las personas más sinceras que conozcas, pues serán las únicas que se atreverán a decirte si algo te sienta bien, y a esas personas no las podrás pagar con dinero.

Nunca te pongas prendas que cualquiera estaría dispuesto a quitártelas al menor segundo de descuido porque la valoración cuando te miren será clara, te desnudarán con la mirada, y no por verte en ropa interior o sin ropa, sino porque eso es lo que quieren hacer para robártela, y ten prensente que no será por lo elegante que parecen, más bien por el dinero que podrán obtener de ella.

En este caso es una lástima, porque seguro que todo el mundo estaría encantado con tener uns pantalones en casa hechos con billetes de 100 dólares o con billetes de 500 euros, pero ya estamos a costumbrados a los vestidos que no son lo que parecen y a los pantalones que nos engañan haciendo pensar que son de ricos y más bien son de pobres ricos.