El mejor accesorio para el verano

Todos los veranos sucede lo mismo, se acerca el calorcito y todavía no hemos comprado nada, terrible error. Nunca debemos dejarnos todo para última hora porque ya sabemos lo que nos pasa, nos pilla el toro, la vaquilla y hasta el tren de mercancías que va a paso de tortuga.

Llega la temporada del calor y por tanto de la poca ropa, y necesitamos tener bien planificado todo, porque en invierno llevamos un montón de prendas lo que permite tener muchos lugares para guardar y ocultar cosas, pero en verano todo cambia, si llevas algo de ropa ya es mucho, y debes llevar encima casi las mismas cosas o más que durante el invierno. Un problema muy grande de difícil solución.

El mejor accesorio para el verano.

El mejor accesorio para el verano.

Aquí tenemos el ejemplo perfecto, el turista al que le sobra todo pero no quiere prescindir de nada. Quiere disfrutar pero con total comodidad y está dispuesto a todo, la imagen lo dice claro, a todo lo que haga falta para salirse con la suya.

En este punto es conveniente hacer un inciso, hay dos teorías sobre esta foto, la primera que indica que el palo de la sombrilla es de un paraguas, por lo que el mango debe estar alojado en algún lugar estratégico para que no gire el palo. Y la segunda, el palo es uno convencional con punta, que suponemos está anclado al piercing de su miembro con alguna anilla.

Dicho esto retomemos el asunto, los accesorios del verano también pueden ser grandes, por tanto con poca ropa y poco espacio para guardar son un gran problema, de ahí que algunos busquen soluciones rápidas como el hombre de la foto, porque no es nada fácil saber seleccionar qué accesorios o complementos se necesitarán de forma imprescindible, y cómo podremos llevarlos encima sin que eso nos suponga un problema.

Tras muchos análisis y estudios de mercado hemos llegado a la mejor conclusión, el mejor accesorio para el verano se llama nada. Las mejores vacaciones son las que se realizan en un hotel nudista, no necesitas nada de nada para nada, por tanto no tienes nada de lo que preocuparte. Con este tipo de vacaciones no necesitas ni ropa, ni bolsos, ni tarjetas, ni llaves, ni reloj, ni sombrilla, ni nada de nada.

Todo amante de la moda debe pasar unas vacaciones de este tipo, para poder alcanzar el nuevo nivel, por tanto si todavía no las has tenido, este verano no pueden faltar, siempre que quieras avanzar.

Para poder apreciar lo que uno tiene y lo que necesita, al igual como para valorar cómo combinar las cosas es mejor primero abstraerse de todo, y la solución perfecta son unas vacaciones sin nada de nada, para que los complementos no te nublen la visión en el futuro.

Si no dudamos a la hora de elegir la vestimenta correcta para salir de fiesta, tampoco debemos titubear a la hora de seleccionar qué accesorios o complementos llevaremos durante nuestras vacaciones, eso si las tenemos, porque las prisas de última hora siempre traen malas consecuencias, que se lo digan al de la foto.