El oscuro poder de la lana

La lana oculta un poder que todavía no ha sido estudiado con detenimiento. Tiene un magnetismo que ninguna otra fibra ha conseguido hasta el momento, y tras pasar largos periodos expuesto a sus emanaciones puede conllevar daños irreparables. Si no te lo crees es porque no la usas.

Muchas personas han pasado por ello y ahora se arrepienten de no haberse percatado de los efectos secundarios, la lana tiene un poder y parece que está en la parte del lado oscuro.

El oscuro poder de la lana.

El oscuro poder de la lana.

Tus ojos no te mienten, no estás viendo una alucinación ni un montaje fotográfico, la imagen es real como la vida misma y es el resultado de una vida pegado a la lana y a las agujas. ¿Ahora ves claro que la lana es mala para tu salud?

No lo decíamos sin pensar, solamente pasando mucho tiempo junto a los ovillos de lana o a prendas confeccionadas con esta fibra maldita puedes convertirte en algo parecido a esta mujer. Es peor que una posesión, la lana forma parte del lado oscuro y te atrae. No sucumbas a sus llamadas, si la pruebas ya nunca podrás desengancharte de ella, la persona que entra en su mundo ya no puede salir.

Lo importante no es el estilo, ni los diseños, ni los colores, nada es importante cuando estas bajo sus efectos, la moda desaparece y entras en un nuevo mundo oscuro. Por eso te advertimos, una vez das el primer paso ya no hay vuelta atrás.

La lana inundará todas tus prendas, no solamente las ropas, también los complementos, e incluso los accesorios o la ropa de hogar, cuando la lana entra en tu vida ya no hay forma de parar. Empezarás con algo irrelevante y cuando te quieras dar cuenta ya habrás sido absorbida/o por su fuerza.

No es felicidad, aunque veas a esta pobre infeliz sonriendo, es como el botox, no te deja ni eso. Por eso debemos mostrarte el camino, la solución para poder contener esa atracción poderosa que ejerce la lana una vez la has probado.

En primer lugar, nunca toques una prenda de lana antes de estar segura/o de que te gusta. Solamente tras comprobar que te queda bien y que puedes combinarlo con otras prendas muy fácilmente deberás tocarla. Incumplir esta premisa significa que comprarás lo primero que toques, y puedes convertirte en pocos días en lo que se ha convertido esta pobre mujer.

Cada vez que te pongas una prenda de lana, recuerda solamente puedes llevar una pues dos sería mortal, deberás pasar una semana entera utilizando fibras sintéticas o lo que llamamos comúnmente ropa de plástico, no uses tampoco cuero, sería tu perdición, pero de eso ya hablaremos otro día.

Si usas lana deberás tomar estas precauciones, con ellas parece que el poder de la lana puede ser combatido, aunque por el momento desconocemos si con los años tampoco serán suficientes.

En el mundo siempre habrá misterios que no podremos resolver del todo, y el poder de la lana parece ser uno de ellos, gracias que con el tiempo vamos resolviendo otros, como el por qué nunca debemos vestir todos iguales, por tanto seguro que el tiempo nos dirá que oculta la lana.