La moda de pasear disfrazado por la calle

Primero pensamos que eran unos excéntricos, luego que no tenían otro medio de transporte más personal como el coche, pero ahora estamos seguros que es una antimoda y ha venido para quedarse, aunque sea una aberración que únicamente provoca risas y estupefacción.

Por mi parte siempre he pensado que las personas que iban disfrazadas por la calle eran simples mortales que al no disponer de coche necesitaban desplazarse vestidos con sus disfraces por la calle para llegar a la fiesta de disfraces a la que acudían, y al no poder cambiarse en la fiesta debían salir vestidos con su disfraz desde su propia casa, con las risas que eso conlleva durante todo el trayecto.

Pero esto ya no puede ser, no todos los días y a todas horas hay fiestas de disfraces pero siempre encontramos a gente disfrazada por la calle, así que las cosas no eran lo que parecían.

Cuando una persona va por la calle pensando en sus cosas y de repente se cruza con una persona disfrazada deja de pensar y pasa por varios estados, asombro, estupefacción, duda pues comienza a pensar por qué lleva ese disfraz y por último también esboza una sonrisa, pues la carcajada suele estar reprimida para no llamar también la atención del resto de viandantes.

La moda de pasear disfrazado por la calle nos vuelve locos.

La moda de pasear disfrazado por la calle nos vuelve locos.

Pues tras la sorpresa pensamos, por qué iran vestidos de este modo por la calle, y eso seguimos preguntando desde el mundo de la moda, pues los disfraces no son moda, no son ropas que debamos incluir en nuestro vestuario, son pequeños chistes que debemos usar una o dos veces al año para reírnos de nosotros mismos, pero no pueden formar parte del vestuario, pues entonces un chiste gracioso se convierte en un pesado que no para de contar chistes.

Qué pasará por las mentes de estas personas cada vez que se ven al espejo por las mañanas, se sentirán desplazadas y por eso quieren ver que no pertenecen a esta sociedad y se rebelan con esos disfraces. Respuesta a esta pregunta no la tenemos, pero el humor como todo en la vida es bueno con moderación, por lo que los excesos siempre pueden provocar situaciones de las que difícilmente podremos salir ilesos, aunque viendo como van vestidos por la calle igual eso es lo que buscan.

Ya sabemos que no todo es moda en la vida, pero también debemos pensar que la calle no es una pasarela de una fiesta de disfraces, cada persona debe tener su estilo, pero tampoco debemos llamar tanto la atención, y si lo hacemos expliquemos el motivo, que se pongan un cartel indicándolo para las personas que no lo pillamos.

Qué pasaría si un grupo de chicos y chicas de buen ver que dirían nuestros mayores fueran desnudos por la calle, pues que se montaría un lio impresionante, sería el caos, todos giraríamos la vista y dejaríamos de hacer nuestras tareas y eso podría provocar incluso accidentes. Pues con disfraces casi es lo mismo, entonces piensa a qué grupo perteneces, a los que provocan el caos o a los que prefieren no morir atropellados en la ciudad.