Las zapatillas chanclas, la nueva moda transformer

Las zapatillas chanclas es la nueva moda transformer que está volviendo locos a todos los turistas, y con ellas se terminaron ya esos buenos momentos que podíamos vivir paseando por las calles admirando los calcetines de los turistas.

Parece que la moda ha venido para quedarse, aunque solamente sea usada por los turistas, personas que ya están más que cansadas de tener que soportar risas y comentarios porque su empeño en llevar calcetines con chanclas no sea bien recibido en todas las partes del mundo.

Estamos seguros que el invento es obra de un turista, y también de una persona muy dura de mollera, pues en lugar de quitarse los calcetines ha preferido inventar unos zapatos que te permitan usar los calcetines y las chanclas y no morir en el intento.

Las zapatillas chanclas, la nueva moda transformer

Las zapatillas chanclas, la nueva moda transformer

Después de observar detenidamente esta nueva moda no cabe duda de que no dejará indiferente a ninguna persona, en unos meses tendremos millones de detractores luchando contra millones de seguidores, siempre turistas claro, que intentarán que su visión sea la que predomine, sin importar los beneficios o cosas negativas que aporten estas zapatillas chanclas transformer.

Esta moda ha sido inventada para que miles y miles de turistas dejen de hacer el ridículo al ponerse calcetines con chanclas, pues con esto podrán tapar sus chanclas y lucir unas zapatillas discretas que ya no recibirán millones de flashes para inmortalizar el momento.

Igual no es el invento del siglo, pero estamos seguros que es una moda que arrasará en las tiendas de souvenirs, para que todos los turistas puedan lucir de forma más discreta sus famosas chanclas con calcetines.

Un zapato todo en uno, chanclas para el verano y los días de sol y zapatilla cerrada para los días de invierno, para que nuestros pies estén más calentitos. Un transformer que nos permitirá cambiar a placer incluso varias veces al día la vestimenta de nuestros pies y que no dejará nunca más que los calcetines y las chanclas sean vistas juntas.

Si esta nueva moda se hace fuerte en el mercado asiático ya podemos dar por seguro que ha venido para quedarse, pues con los millones y millones de turistas que cada año nos visitan, seguro que correrá como la pólvora que esta moda te permite pasearte sin recibir fotos ni carcajadas por las calles, y eso quieras o no al final se agradece, pues los turistas pueden no saber el idioma pero tontos no son, y si te descojonas delante de ellos al final terminan pillándolo, y más si terminas por el suelo a carcajadas.

Sin duda todas las personas que se pasen a esta moda deberían tener cuidado con las cremalleras, las carga el diablo, y si piensan que en los pies no te puede pasar, tiempo al tiempo, el que avisa no es traidor.