Menos mal que terminó la Navidad

Para algunos es el momento de mayor tristeza del año pero para otros el fin de una pesadilla.

Para gustos colores dicen, y esto de la Navidad parece que es uno de esos temas polémicos, o estás a favor o en contra.

Puedes pasarte días preguntando y todos dirán lo mismo, o están a favor o en contra, no hay término medio, y eso es raro de narices.

Por una parte tenemos a los amantes de la Navidad, que meses antes ya preparan todo y se vuelven locos con las compras.

Pero por otra parte tenemos a los detractores, que tienen que sufrir durante varios meses a gente de buen humor porque es Navidad, ¿y el resto del año por qué te niegan hasta el saludo?

Pero si esto de la Navidad es ya farragoso de digerir, cuando entramos en el tema de los complementos y la moda navideña la cosa se pone fea.

Menos mal que terminó la navidad

Menos mal que terminó la navidad

Si no tenemos bastante con los dichosos gorritos ahora pretenden que compremos las máscaras con gorro de psicópatas de la Navidad.

Esta es la tendencia que pudimos ver estos últimos meses, no sabemos si para torpedear la Navidad o porque realmente piensan que es un buen accesorio navideño.

Ahora pongámosnos en situación, vas a una tienda y ves entre los miles y miles de accesorios navideños este producto, cómo reaccionarías.

Sin pensar mucho ya os podemos decir algunas situaciones que habrán provocado accesorios como este:

Te vuelves un poco loco, te la pones y haces un “sinpa”.

Te vuelves más loco todavía, te la pones y atracas la tienda.

Te vuelves completamente loco, te la pones y empiezas a regalar a los niños/as cosas que estás comprando para felicitarles la Navidad.

Aunque parezca mentira, la peor opción es la tercera, y de eso no tenemos ninguna duda.

Sustraer cosas de una tienda está muy mal, por eso ni se te ocurra haber sustraído este producto, si lo has hecho no tienes perdón.

Si piensas que la segunda es mala, pues depende, porque si te dedicas a quitar de todas las estanterías productos similares al que llevas en la cabeza, pues igual nos haces un favor.

Pero si estás tan loco como para ponértela y comenzar a regalar cosas a los demás es que no tienes remedio, eres carne de psiquiátrico.

Te has parado a pensar qué le pasará por la cabeza a un niño o niña que te ve con semejante pinta, cuántas pesadillas tendrán los pobrecillos debido al indeseable que diseño este accesorio navideño.

Por eso nos alegramos de que ya haya terminado la Navidad, porque no todo es bonito y maravilloso en esa época del año, también hay cosas malas, muy pero que muy malas.

Si te gusta la Navidad y estás deseando que vuelva para comprar cosas, un consejo:

Compra cualquier cosa, hasta las zapatillas chanclas o la última novedad del mercado, pero nunca algo que pueda asustar a los demás.

Bueno que sean dos consejos, por favor puedes ser amable el resto del año, no cometerás ningún delito porque saludes y trates bien a los demás aunque no sea Navidad.