Saber combinar es un arte al alcance de muy pocos

Todos hemos oído hablar que los buenos diseñadores son aquellos que combinan a la perfección los colores y las formas de sus creaciones, y sin duda ese es uno de los puntos más importantes, por tanto para tener una buena relación con la moda mejor aprende a combinar o búscate una persona que lo haga por ti.

Casi el punto más importante en este aprendizaje son las combinaciones imposibles, aquellas cosas que bajo ningún concepto debes hacer nunca, ni aunque sea por hacer una gracia, nunca significa nunca.

Si no tienes presente este precepto las consecuencias pueden ser catastróficas, sin solución posible, y con efectos tan negativos que difícilmente pueden solucionarse, así que presta atención y repite, esto nunca lo tengo que hacer.

Saber combinar es un arte al alcance de muy pocos.

Saber combinar es un arte al alcance de muy pocos.

Nunca debes ponerte en un photocall que tenga alguna combinación de colores o formas que pueda confundirse con algo de tu ropa. En la foto tienes el ejemplo perfecto. Estamos seguros que la gallina es lo último de lo que te has percatado en la foto, pues casi parece una imagen de dónde esta wally, pero en lugar de buscar un jersey a rayas rojas buscas una gallina.

La combinación usada entre las ropas de la niña, el delantal de la madre y el papel de la pared parece el resultado de la combinación de múltiples pastillitas psicotrópicas combinadas con un daltonismo acuciante, porque solamente con esta conjunción planetaria podemos comprender el resultado obtenido en la fotografía. Si Picasso levantara la cabeza seguro que pensaba que estaba borracho el que había hecho este cuadro.

Cómo es posible combinar tantas cosas de forma incorrecta sin hacer algo bien, es la forma en que debería analizarse la fotografía. No es posible pensar que por juntar churras con merinas la mezcla será perfecta, porque casi con total seguridad la mezcla será un gravísimo error del que te arrepentirás. Por eso aunque tu belleza supere a las mejores top models, de esta guisa no te comes ni un torrao que dicen por mi pueblo.

Combinar supone llegar a un equilibrio entre los colores usados para tu ropa, las telas y las figuras o diseños que este presenta. Nada debe destacar en exceso, y cuando uno destaca mucho más sobre los demás es que algo no está bien. El equilibrio es la perfección, es la elegancia y sin duda será lo más caro, es lo normal, pero si en alguna de tus combinaciones logras el equilibrio, entonces y solamente entonces habrás logrado combinar de forma correcta. Recuerda ese instante y compáralo con la foto de la imagen, seguro que encontrarás las diferencias entre ambas combinaciones en apenas un segundo.

Si anteriormente detallábamos el peligro de las postales de navidad en familia, por el efecto nocivo que pueden producir sobre tu prestigio principalmente, una combinación incorrecta es una mala elección que también puede perseguirnos de por vida, por tanto si no sabes combinar, mejor quédate con el blanco y el negro pues raramente puedes fallar.