Saber elegir el color correcto para tus trajes

Los colores y su combinación, ese galimatías al que nos tenemos que enfrentar cada día cuando nos ponemos delante del espejo y empezamos a seleccionar que ropa nos tenemos que poner hoy.

Nadie dice que sea fácil, elegir el color correcto adecuado con el día y tu estado es algo complicado, pero cumpliendo ciertas premisas seguro que no logramos cagarla, y eso ya es todo un acierto.

Podrán decir que son innovadores y que crean tendencia, pero hay ciertos colores que bajo nuestro punto de vista, un poco friki si se nos permite decir, no deben ser usados en los trajes, vamos salvo que te quieras dedicar a ser un anuncio ambulante y te pasees con esa facha por toda la ciudad.

Elegir el color correcto para un traje no es tan difícil.

Elegir el color correcto para un traje no es tan difícil.

Le debe de gustar mucho el color amarillo a este caballero, pero todo tiene un límite, aunque no le hemos visto la ropa interior, en ese caso seguro que tendríamos que retirar nuestras palabras y llamar rápidamente a un centro para que lo internen.

La combinación de colores es clave, algo que no ha entendido este señor, y hay que tener presente muchos factores que deben influir en la decisión, como por ejemplo los complementos.

La edad, el día, a que horas lo llevarás, el tiempo, y así unos cientos de factores más. Y si no nos crees pongamos un ejemplo, si vistes todo de negro y eres mayor pasas desapercibido, y si eres mujer mucho más, seguro que piensas que estas de luto, pero si eres joven y te vistes de negro entero te etiquetan como un gótico/a, tan pronto sales de casa. Pues si la edad es solamente un factor, ahora los sumas todos y sacas cálculos, necesitas un superordenador de esos que usan para las predicciones meteorológicas para que calcule que look te conviene más para salir hoy de casa.

Pero siempre hay atrevidos y visionarios que seguro que tienen ya uno de esos ordenadores para seleccionar su vestuario, y van y le hacen caso, y por eso salen así a la calle.

Es un traje, noooo. Es un helado de naranja, es un Miko.

Es un traje, noooo. Es un helado de naranja, es un Miko.

Seguro que os recuerda a los viejos helados de naranja, así que al ordenador de este señor le tiene que haber atacado un virus, y por eso le ha salido que el color de ese traje era el adecuado para ponerse. Esperemos que pase un antivirus, porque no imaginamos lo que le puede decir si tiene que irse a un entierro, mejor no pensarlo.

Puedes ser clásico, moderno, elegante o atrevido, pero nunca estridente, eso nunca estará de moda y para lo único que sirve es para que todo el mundo esboce una sonrisa, eso si es educado, o se tronche de risa si no lo es tanto.

No quiero imaginarme yo a la gente que decide la gama de colores de cada temporada, seguro que la selección se realiza en una habitación cerrada con mucha bebida y con el twister, al final seleccionan los colores que sean porque están hasta el gorro de pegarse leches con el juego, porque atinar no atinas ni una cuando has tomado un par de copas.

La mejor solución sería inventar una ropa sin colores, así nunca tendrías problemas ni perderías el tiempo en elegirlos, o mejor todavía, una ropa que se ponga del color que cada usuario que la mira quiere ver, así siempre iríamos vestidos correctamente y tus trajes siempre serían del agrado de todos. Aunque esto tiene un problema, dejaríamos de fijarnos en la gente que viste como un limón o una naranja, y eso también es malo.